Celebrando el Día de los Reyes Magos

Como dice la canción de Fiel a la Vega “Yo sería borincano aunque naciera en la luna”. Así que aunque vivimos en Colorado celebramos y enseñamos a nuestra chiquilla sobre el Día de los Tres Reyes Magos.

Esta tradición nace como fiesta infantil en España para el siglo XIX. Y la primera cabalgata de los Reyes Magos se celebró en Alcoy y luego fue extendiéndose por el resto del país. Además, se comenzó a celebrar en otros países de cultura hispana.

Puerto Rico es uno de los países que hace la cabalgata, siendo la más famosa la del municipio de Juana Díaz, la cual comenzó en el 1985.

Al igual que en España y en Puerto Rico hay otros países que tienen la tradición de que los niños reciban regalos el 6 de enero, día en el que se celebra el Día de los Tres Reyes Magos.

En Puerto Rico se comienza la tradición el 5 de enero cuando los niños cortan grama y la ponen en una caja, ya sea de zapatos o de regalo, como alimento para los camellos. La colocan debajo del árbol de navidad o al lado de su cama.

En la noche los reyes magos le dejan regalos y/o juguetes a los niños y estos los reciben al levantarse al siguiente día.

De pequeña esperaba con ansias la llegada de los reyes magos, aunque este día lo celebraba más en casa de mis abuelos paternos donde no era Santa Claus el que traía regalos sino los Tres Reyes Magos.

En la noche íbamos a la lomita de los vientos frente al capitolio en San Juan para ver la decoración. Es uno de mis lugares favoritos y aun cuando viajo a Puerto Rico en Navidad visito el lugar.

(Foto tomada el 1/5/2016 en la Lomita de los Vientos, San Juan, PR)

 

Y aunque actualmente vivo fuera de Puerto Rico eso no nos ha impedido a mi esposo y a mí a celebrar la tradición con nuestra chiquilla.

Anoche preparé su cajita y ella salió con papá a cortar la grama. No tuvieron suerte pues con las temperaturas bajas no había para cortar y otra estaba seca. Pero como dice el dicho “A falta de pan galletas”, cortamos de las ramas de pino y eso fue lo que la chiquilla le puso como alimento a los camellos.


En la mañana de hoy, cuando bajamos a ver lo que le había dejado los reyes su cara valía un millón. Ella asombrada porque había comida de los camellos en el piso y es que desde que soy pequeña los camellos siempre han sido un poco desordenados y dejan un poco de reguero en el piso.

Ella estuvo muy contenta con todo y año tras año le iremos explicando la tradición del Día de los Reyes Magos y lo celebraremos sin importar donde nos encontremos. Porque lo importante es que no muera la tradición y enseñarles a nuestros niños nuestras costumbres y raíces.

¡Feliz Día de Reyes!  ¿Y tu como lo celebraste hoy?

 

Si te gustó este artículo compártelo con familiares y amigos.

 

 

Disclaimer:  Todas las fotos le pertenecen a ©LittleMyahandMe. La autora no recibió ningún pago por escribir este artículo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »