La tradición de “The Elf on the Shelf”

La Navidad es mi época favorita y al parecer es la de mi chiquilla también, pues cada vez que oye canciones navideñas me pide que las cante con ella.

Así que aprovechando lo mucho que le gusta esta época y que ya tiene dos años y medio decidimos comenzar con la tradición de “The Elf on the Shelf”.

Y es que no fue hasta que comenzamos a vivir en Estados Unidos que tanto mi esposo como yo nos enteramos de dicha tradición y ¿porque no comenzar con tan divertida tradición en casa?

Se trata de un pequeño duende o duendecita que es enviado por Santa Claus desde el Polo Norte para que le informe diariamente cómo se comporta la chiquilla o chiquillo.  De esta manera Santa pueda manejar su lista de niños que se portan bien y los que se portan mal en su famosa lista de “Naughty or Nice List”.  El duende o la duendecita también le informa de cómo se comportó la chiquilla o chiquillo en el día y de todo lo que hizo. Y en la mañana cuando se levanta debe ir a buscar a su duende o duendecita para ver en qué lugar de la casa se encuentra.

Como es nuestro primer año decidimos poner la caja de la duendecita dentro de una caja de FedEx y dejarla en el balcón como si Santa Claus la hubiese enviado desde el Polo Norte. Sin que mi chiquilla viera toque a la puerta para que ella viniera a ver quién era.

Cuando abrimos la puerta se encontró con la caja y sin saber leer ya decía que era para ella.

Dentro de la caja le puse una cartita de parte de Santa Claus, donde le explicaba que le había enviado a la duendecita para que le dijera todas las noches si ella se estaba portando bien con mamá y papá.

Todo chiquillo debe ponerle un nombre a su duende o duendecita, así que mi chiquilla decidió que su duendecita se llamará Sweet a.k.a Susie (a veces le dice Sweet, otras veces Susie).

De esta manera comenzó esta divertida tradición en nuestro hogar. Ya les dejaré saber las aventuras que tuvo nuestra duendecita Sweet.

¿Y ustedes tienen esta tradición en sus hogares?

 

Disclaimer:  La autora no ha recibido ninguna remuneración por este articulo. Todas las fotos le pertenecen a Mel Cruz – ©Little Myah & Me.

 

 

 

 

 

2 thoughts on “La tradición de “The Elf on the Shelf”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »