Mi chiquilla me enseñó a sobrellevar una situación difícil

El mes pasado viajé a Puerto Rico junto a mi chiquilla para disfrutar de unos días con familiares y seres queridos, sin saber que también pasaría por la pérdida de un familiar.

Y la pregunta era: ¿Cómo explicarle a mi chiquilla lo que había sucedido? Pues soy de las madres que me gusta explicarle con la verdad las cosas que ocurren. Ella la había visto unos días antes.

Y es que no le podía ocultar lo que estaba sucediendo porque al llegar a la funeraria ella comenzaría a hacer preguntas, aun con la corta edad que tiene. Entendía que ese no era el lugar para comenzar a contestarle todas sus preguntas.

Así que traté de explicarle lo más simple posible diciéndole que ya titi no estaría con nosotros porque se había ido con Papá Dios al cielo. Para mi sorpresa comenzó a llorar y gritar que no quería que se fuera con Papá Dios. Comencé a explicarle diciéndole: recuerda que titi estaba enfermita y con Papá Dios ya sus “bubus” (palabra que ella utiliza cuando se refiere a algún golpe) no le dolerán, que Papá Dios la iba a curar. Fue así como se tranquilizó, aunque no sabía si a su corta edad había entendido mi explicación.

 

Y es que a veces como padres o adultos pensamos que los niños por ser pequeños no entienden o están ajenos a situaciones que ocurren a su alrededor y estamos equivocados. Siempre hay que tratarles de explicar de una manera sencilla, porque, aunque no lo creamos ellos tienen la capacidad para entender muchas cosas y a veces nos sorprenden como fue mi caso.

Ante toda esta situación mi chiquilla me demostró lo especial e inteligente que es. Me dio una lección de vida grande. Quedé completamente sorprendida cuando la vi y escuché consolando a una de mis primas y explicándole que no debía estar triste porque su mamá estaba en el cielo con Papá Dios y ya no le dolerían sus “bubus”. Le decía que su mamá estaba bien y que su papá estaba ahí.

Entendí que a su manera ella entendía el concepto de la vida y la muerte. Y es que ahora hay películas en las que los niños ven estos temas. Una de ellas es “Moana”, pues siempre que la vemos ella me pregunta que le está pasando a la abuela de Moana cuando está muriendo. Otra que ella ve mucho y trata de este tema es “Coco”.

Quedé convencida que sabía lo que estaba ocurriendo, pues al ver que montarían el féretro en el coche fúnebre comenzó a llorar.

Aun así, ver como con su ternura e inocencia ayudaba y le daba consuelo a los que más sufrían en ese proceso me dejaba con la boca abierta.

Y es que muchas veces subestimamos a los niños pequeños y estos aun con su corta edad tienen la capacidad de entender y aceptar las cosas mejor que los adultos. Observando y escuchando a nuestros niños aprendemos lecciones de vida que jamás imaginaríamos.

Con todo esto yo aprendí una de las más grandes lecciones de mi chiquilla, pues aun con la edad que tengo el tema de la muerte es uno que no acepto, aun cuando es algo natural y que nos pasara a todos en algún momento.

Solo le pido a Dios que ella siga creciendo y siendo el ser humano tan especial y amoroso que hoy en día es. Y que siga llevando alegría a los demás. Que sea una persona de bien y que ponga su granito de arena para que este mundo sea uno mejor.

Los niños son el reflejo de lo que aprenden en casa y siempre debemos darle el mejor de los ejemplos y enseñarle los valores esenciales de la vida.

 

 

Disclaimer:  Todas las fotos le pertenecen a ©LittleMyahandMe. La autora no recibió ningún pago por escribir este artículo.

 

12 thoughts on “Mi chiquilla me enseñó a sobrellevar una situación difícil

  1. Querida prima “TITA” como le decimos con cariño acá y como le decía mi madre en paz descanse es una niña súper especial como bien tú dices, porque a su corta edad me enseño a mí también lo que es ser una persona especial y lo que es dar palabras de aliento a un adulto aun a su corta edad. Dios la bendiga siempre !!!!
    Beso Tita, te amo mucho. Titi Rosy

    1. Hola! Es que hay veces que las mayores lecciones las aprendemos de los mas pequeños. Un abrazo. Besos de parte de Tita.

  2. Los niños son sabios y es cierto, se dan cuenta de las cosas así que es importante tratar de explicarles el mundo con amor y delicadeza. Un abrazo enorme y mucho ánimo, preciosa. Siento vuestra pérdida.

  3. Los niños saben mas de lo que uno se imagina. Tienen una percepcion increible. Pase algo similar con el mio el año pasado a raiz de la muerte de mi hermano y fue el quien me dio fortaleza

  4. Las más grandes lecciones de la vida las he recibido de niños. La sencillez con que miran todo y su capacidad de entender es mucho más de lo que los adultos conocemos.
    Fue bueno que la llevaras y que ella viera. Los funerales son para los vivos… Para cerrar capítulos… Para sanar… Y ella en su capacidad también pudo tener su momento de conección con su tití y cerrar el círculo.

  5. Tarde mucho tiempo en poder contestarte este post por qué pensaba en muchas cosas que luego te conmmpartire. Tu chica es el reflejo de la inocencia, el amor al prójimo y lo más hermoso que pueda existir en un ser humano la solidaridad.
    Sin duda ella demostró una madurez y una inocencia maravillosa. Abrázala siempre, quiérela como solo las madres sabemos, los hijos son prestados en la vida y ya ella va haciendo su propio juicio de lo que es VIVIR o MORIR.
    Mamita fue muy buena hubiera deseado tanto recibir palabras de aliento de aquellos que son su familia sin embargo papá Dios quiso que fuera Antonella quien diera su cariño a través de lo que ella sentía sobre esto. Será una gran mujer sin duda alguna le estás enseñando lo más bello que puedes Valores. Envíame siempre cariños y deseos. Espero puedas completar los álbumes.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »