Poema de una Madre a su Chiquilla

Toda mi vida a Dios pedí

que me brindara la oportunidad de convertirme en madre.

Los años pasaron y las esperanzas perdí

hasta que un día recibí

la mayor de las noticias.

 

Pasaron los meses y creciste dentro de mí,

sentía tus movimientos y patadas.

Cada mes te hacías mas grande

y por fin el día en que naciste llegó

y en mis brazos te pude tener.

 

Ese día mi mayor sueño, deseo e ilusión se hicieron realidad.

Ya estabas junto a mi

y pronto me llamarías Mamá.

 

 

Los meses han pasado

y varios años ya.

 Ahora eres una niña y pronto a la escuela iras.

Pero para mí siempre serás mi pequeña

la que siempre me llamará Mamá.

 

 Escuchar esa palabra por primera vez

nunca se me olvidará.

Pues de todos los nombres que me puedan llamar

definitivamente mi favorito es Mamá.

 

Te amo niña hermosa

y a Dios gracias le doy

de que me haya dado el honor

de ser tu Mamá.

 

Y siempre estaré aquí

para tus pasos guiar

y velar por tu bienestar.

 

Gracias niña hermosa

por escogerme para ser tu Mamá.

No sabes lo feliz que haces mis días

al escuchar tu tierna voz

y al escucharte decirme Te amo Mamá.

 

En este Día de las Madres

me siento honrada y feliz

de poder compartir contigo y celebrar

que el sueño que a Dios tanto pedí

se me hizo realidad.

 

                                                                                                                                                                                                      Autora: Mel Cruz

 

 

 

 

Disclaimer: Little Myah & Me ni la autora ha recibido ningún pago o compensación por escribir este artículo. Todas las fotos le pertenecen a ©LittleMyah&Me y Mel Cruz (autora) y su uso y/o distribución esta totalmente prohibido sin consentimiento.

5 thoughts on “Poema de una Madre a su Chiquilla

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »