Una Visita al Pediatra

A mi peque nunca le ha gustado mucho visitar al doctor, aunque gracias a Dios a la mayoría de las citas que ha ido han sido de rutina porque no es de mucho enfermarse.

Recuerdo cuando tenía solo meses y visitábamos a su pediatra en Ohio para vacunas o solo una visita de rutina, tan pronto veía a la enfermera se le iba la alegría. Y ni hablar de cuando llegaba la pediatra a examinarla, ahí comenzaba a llorar.

Al mudarnos a Colorado las cosas no cambiaron, pues, aunque ha ido solo 2 o 3 veces a su nuevo pediatra, cuando llega la hora de examinarla ahí comienza el problema.

Recientemente caminando con papá se cayó y se hizo un bubu grande (como ella llama a los golpes) en la rodilla. Lloró y lloró y aunque el bubu le duró bastante y a veces cojeaba, milagrosamente se le iba el dolor cuando veía los episodios de Doc McStuffins de Disney Junior. Me decía: “Mamá Doc McStuffins curó bubu”.

Desde entonces ella jura que Doc McStuffins cura a todo el mundo.

Ahora nos inspecciona a papá y a mí y si nos ve un raspaso, una espinilla o un puntito, ya tenemos un bubu y ella como Doc McStuffins nos cura o nos dice que tenemos que ir al doctor. ¿Será que tenemos una futura doctora en casa?

Pero lo que me dejo completamente sorprendida fue que ayer tuvimos que llevarla al pediatra porque la noche anterior le pidió a papá que le pusiera videos de música y bailara con ella y al parecer entre tanto brinco se lastimó el pie y al rato comenzó a cojear.

Al llegar a la oficina del pediatra estaba muy tranquila y cuando la llamaron siguió al frente sola con la enfermera. Hasta la pesaron y le tomaron la temperatura sin la ayuda de papá o mamá, cosa que nunca había pasado.

Siguió hacia el cuartito de examinarla como si nada y mi esposo y yo estábamos sorprendidos. Cuando la enfermera cerró la puerta para que esperáramos a la pediatra fue ahí cuando lo entendimos todo, pues la peque comenzó a decirnos que Doc McStuffins le iba a examinar el pie porque le dolía. Cada vez que se refería a la pediatra era como Doc McStuffins.

Y así fue, llegó la pediatra y ella no tuvo miedo en ningún momento. La examinaron sin ayuda de papá ni mamá, no tuvimos que agarrarla ni nada. Ella le decía a la doctora que le dolía el pie y actuó como cada uno de los juguetes que Doc McStuffins repara. Ya ella sabía el procedimiento que la doctora iba hacer: examinarle boca, ojos, nariz y oidos.

Para mi peque el ver los episodios de Doc McStuffins la ha ayudado a vencer el miedo que le tenía al pediatra, claro está, habrá que esperar a que le toquen las vacunas a ver si esa parte está incluida.

Por el momento solo le tiene miedo a hacerse un bubu frente a papá porque el rápido saca spray, triple antibiótico, curita liquida y ella lo único que le dice es: “Papa curita no”. Ya ni las de muñequitos quiere usar. Por lo pronto continuaré poniéndole los episodios de Doc McStuffins a ver si también supera ese miedo.

Realmente es importante estar pendiente a lo que nuestros peques ven en la televisión porque definitivamente influye en ellos.

Espero continúe así y se le quiten todos los miedos, porque mamá con o sin Doc McStuffins sigue siendo cobarde, aunque claro esta no se lo demuestro a la peque.

 

Disclaimer:  Este artículo esta basado en experiencias personales.

 

Todas las fotos le pertenecen a ©Little Myah & Me.

 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Translate »